Se ha producido un error en este gadget.

X FECHAS

x orden alfabetico

ENLACES


          + vistas

          VARIOS


          Contador Gratis
          relojes para blogger html clock for websites contador de usuarios online
          PULSAR   1  de arriba para cerrar pestaña

          ¿La gasolina es cara? No hay problema, usemos madera



          Chevrolet El Kamina


          En época de vacas flacas, el ingenio se agudiza más de la cuenta. Ahora que la gasolina está marcando precios históricos, cualquier solución medianamenta factible tiene posibilidades de popularizarse relativamente para sustituir al combustible derivado del oro negro. Actualmente ya existen opciones muy interesantes como el GLP o el GNL, pero no hace falta irse tan lejos para lograr mover nuestro coche.
          Hoy en día que está tan de moda la biomasa para alimentar las calderas domésticas, alguien ha tenido la feliz idea de instalar un dispositivo similar para mover los coches.


          La idea procede de Finlandia, un país en el que la abundancia de esta energía considerada como renovable es enorme, aunque ya hace mucho tiempo que se sabe que la madera puede utilizarse para mover coches. De hecho, en la Segunda Guerra Mundial ya llegó a utilizarse.

          Juha Sipila, que así se llama el promotor de esta idea, ha utilizado como muestra un Chevrolet El Camino de 1987 al que ha rebautizado como El Kamina (kamina significa estufa en finés). 


          En la zona de carga se ha montado un gasificador de biomasa similar a los que se utilizan actualmente en instalaciones de calefacción o ACS, que lleva el nuevo combustible hasta el motor V8 original que ya montaba el modelo. Se ha añadido un dispositivo electrónico que controle la mezcla en los cilindros del propulsor, ya que puede funcionar indistintamente con gasolina, gas o una mezcla de ambos.


          Funcionando con el gasificador, este El Kamina entrega 80 CV de potencia, permitiendo alcanzar hasta 140 km/h a pesar del notable aumento de peso del conjunto (casi 2 toneladas en total). ¿Qué hay de consumos? Obviamente no se puede hablar en l/100 km y sería difícil cuantificar el volumen de gas producido en el equipo, por lo que su creador ha optado por facilitar una cifra mucho más medible:necesita 40 kg de madera cada 100 km, cantidad que podría parecer muy elevada pero Sipila asegura que esto supone un coste de sólo 2 euros por cada 100 km rodados.




          El vídeo anterior muestra unas instantáneas del proceso de acoplamiento del gasificador en el modelo, y además varias imágenes del coche moviéndose con la energía proporcionada por la madera. El vídeo está rodado en perfecto finés, por lo que no he entendido ni papa de las explicaciones que se detallan, pero aún así podemos escuchar que el sonido del V8 no es para nada feo cuando funciona con este gas pobre procedente de la gasificación de la biomasa.


          El autor de esta obra ha creado este vehículo sólo con finalidad ilustrativa, para demostrar que es posible seguir moviendo nuestros coches sin tener que recurrir a los cada vez más caros combustibles líquidos tradicionales. No obstante, no es la primera ni la última vez que se utiliza un gasificador en el mundo para mover el coche, en la galería situada a continuación se pueden ver varios ejemplos de coches a los que también se les ha incorporado este equipo. De hecho, en Diariomotor ya vimos el año pasado otro ejemplo similar, aunque en este caso el Chevrolet El Camino se presta mejor a la hora de hacer el apaño.


          Fuente: Auto Motto

          ¿La gasolina es cara? No hay problema, usemos madera

          Leer más...

          El gasógeno



          gasogeno 1 6 El gasógeno (I): En lineas generales
          Cada vez que el petroleo escasea (o bien los combustibles derivados de él) hay que empezar a pensar: ¿Qué se puede hacer para que los vehículos sigan funcionando? 


          Actualmente recurrimos a la electricidad, la hibridación para reducir la dependencia o la menos popular y en declive pila de hidrógeno. Pero… ¿A que recurrieron hace años?


          En las épocas de guerra y posguerra la escasa gasolina que había era destinada casi de forma exclusiva a vehículos militares, mientras que el resto de los mortales tenían que pensar en algo que pudiese hacer funcionar los vehículos de gasolina. Así surgieron los vehículos propulsados por gasógeno.



          He pensado que podría resultar interesante hablar sobre este modo de propulsión de vehículos en una serie de artículos, para luego ir avanzando en el tiempo y ver otros sistemas como los híbridos, eléctricos, GLP, GNC o la pila de hidrógeno.


          Así que antes de pasar a ver lo que es el gasógeno con mayor detalle, resumiré en unas líneas generales su funcionamiento, que consiste en quemar leña o carbón en una caldera, produciendo gases que accionan el motor de explosión igual que lo haría la gasolina, a costa de una considerable pérdida de potencia y unas cuantas desventajas que conoceremos más adelante.


          Un sistema de gasógeno se compone de los siguientes elementos:


          gasogeno 1 5 El gasógeno (I): En lineas generales


          -La caldera, para quemar el sustituto de la gasolina (leña o carbón)


          -Un pre-depurador donde se depositarán parte de los residuos generados al quemar el combustible sólido


          -Un refrigerador para condensar el vapor de agua y aumentar la densidad del gas


          -Un depurador para eliminar productos condensables y el polvo restante


          -Un ventilador para la puesta en marcha


          -Un mezclador para hacer la mezcla aire-gas oportuna
          Continuará…




          gasogeno 1 150x150 El gasógeno (I): En lineas generales gasogeno 1 1 150x150 El gasógeno (I): En lineas generales gasogeno 1 2 150x150 El gasógeno (I): En lineas generales gasogeno 1 3 150x150 El gasógeno (I): En lineas generales gasogeno 1 4 150x150 El gasógeno (I): En lineas generales gasogeno 1 5 150x150 El gasógeno (I): En lineas generales gasogeno 1 6 150x150 El gasógeno (I): En lineas generales gasogeno 1 7 150x150 El gasógeno (I): En lineas generales
          Leer más...

          ¿Qué nos han aportado estos cuatro meses a 110 km/h?



          ¿Qué nos han aportado estos cuatro meses a 110 km/h?


          Con todavía reciente la noticia de la vuelta de nuestro antiguo límite de velocidad de 120 Km/h, nos planteamos hacer un pequeño repaso a lo que han sido estos casi 4 meses circulando a un máximo de 110 Km/h. Por un lado tenemos los datos oficiales del gobierno, y es que gracias a esta medida nos hemos ahorrado 450 millones de Euros en importar carburante, cosa que aliviará nuestro pavoroso déficit en la balanza comercial.


          También la DGT, defensora a ultranza de la idea de “cuanto más despacio más vidas salvamos y más dinero recaudamos”, hacía una predicción sobre el efecto positivo que tendría esta medida, obviando como siempre los factores que menos le interesan y resaltando sólo lo que a ellos les interesa. Pero desde el punto de vista del conductor habitual tenemos que plantearnos algunas cosas que se supone hemos debido aprender con esta experiencia.



          La primera sin duda la habremos notado todos. El miedo a la DGT y a sus multas ha hecho que la mayoría de la gente (aunque digan que no) haya reducido la velocidad media por la que circula en carretera. Seguro que todos hemos bajado la media del consumo de nuestro coche, yo por ejemplo he conseguido el máximo de autonomía durante este periodo.


          Esa reducción general de la velocidad no significa que hayamos dejado de pisarle de vez en cuando al acelerador, pero si se nota una conducción más lenta por las carreteras. Eso si, seguimos viendo a la gente circular por el carril izquierdo como si no molestaran, o no usar los intermitentes porque debe ser que cuesta dinero ponerlos.


          ¿Qué nos han aportado estos cuatro meses a 110 km/h?


          Lo que por suerte hemos tenido ha sido una reducción de las víctimas mortales por accidente de tráfico, que aunque me alegro por ello no debemos dejar de preguntarnos cuales han sido los factores que han tenido que ver en esta reducción. La respuesta de mucha gente ya la sabéis, la reducción del límite de velocidad, pero yo no estoy tan seguro de eso.


          En España el porcentaje de red viaria afectada por la reducción de velocidad es de aproximadamente un 10% del total, mientras que las redes viales más peligrosas, las carreteras secundarias, no han visto reducido su límite de velocidad, por lo que suponen el mismo peligro con o sin esta ley. Además, entre el precio del carburante, la crisis y que hay que ahorrar para las vacaciones, mucha gente ha usado menos el coche, algo que todos notaréis cuando vais al trabajo, o los que hayáis cogido el coche en semana santa.


          Por lo tanto, aunque tenemos menos muertos en carretera y lo celebremos, no debemos dejar de pensar en que puede ser un arma de doble filo para el futuro. El año que viene si el precio del combustible baja usaremos más el coche. El número de víctimas probablemente aumente, y se echará la culpa al exceso de velocidad (o a la velocidad en sí misma, como hacen algunos medios de comunicación). Se volverán a centrar en la velocidad en vez de solventar otros problemas de base que generan estos accidentes, como el enseñar a circular en las autoescuelas más que a conducir.


          ¿Qué nos han aportado estos cuatro meses a 110 km/h?


          Otro punto importante son las multas de tráfico. Con el límite reducido pensamos que las multas subirían, pero paradójicamente no ha sido así. La principal razón parece ser que la DGT ha apagado unos cuantos radares, y ahora que los han vuelto a poner en marcha el número de multas a subido un 8%. Siempre decimos que la DGT nos quiere sacar el dinero, y aunque su forma de ver las cosas no la comparto del todo, lo que sí es cierto es que hasta que no nos tocan el bolsillo no aprendemos (desgraciadamente).


          De todas formas creo que hay otras soluciones que pueden beneficiar al consumo de combustible en España, como puede ser tener un horario de entrada al trabajo flexible, o incluso ofrecer teletrabajo algunos días, algo que es técnicamente posible para muchas empresas y muchos puestos de trabajo. Y con el horario flexible se podrían reducir los atascos en las carreteras, algo que te hace gastar más combustible, tiempo y paciencia. Por supuesto no son la panacea, pero creo que podrían aportar a reducir el consumo e ir más tranquilos a trabajar por las mañanas.


          ¿Qué nos han aportado estos cuatro meses a 110 km/h?


          Con estos casi 4 meses deberíamos haber aprendido a que si no tienes prisa en llegar a un lugar, deberías circular más despacio, no porque sea más seguro, sino porque se viaja más relajado y se ahorra combustible. A su vez quiero tener la opción de poder ir más rápido si así lo deseo, y es el punto negativo que ha tenido esta ley, restringir.


          Quizá la forma no ha sido la más adecuada, pero el resultado está ahí. 450 millones de Euros que podremos utilizar para otras cosas como sociedad en conjunto, y ese tiene que ser todo el punto positivo que tenemos que ver a esta ley. El resto de supuestos beneficios que nos quieran vender será información que habrá que contrastar antes de creerse o verla de forma tan positiva. Al fin y al cabo, esta ley era sólo para ahorrar, ¿no?

          ¿Qué nos han aportado estos cuatro meses a 110 km/h?

          Leer más...