Se ha producido un error en este gadget.

X FECHAS

x orden alfabetico

ENLACES


          + vistas

          VARIOS


          Contador Gratis
          relojes para blogger html clock for websites contador de usuarios online
          PULSAR   1  de arriba para cerrar pestaña

          Proyecto SURTIDOR, te contamos todo sobre el método de recarga rápida de coches eléctricos “Cofee & Charge”



          La mayor desventaja de los coches eléctricos es, además de su coste inicial, el tiempo de carga y la autonomía. Un proyecto español quiere reducir el tiempo de carga a 20 o 30 minutos, o sólo 3 o 5 minutos si sólo necesitamos 30 km de autonomía más. Lo han denominado Cofee & Charge.

          No será la solución definitiva para la adopción masiva de los coches eléctricos, pero sí supone un paso necesario para convertirlos en una realidad cotidiana. El proyecto SURTIDOR tiene como objetivo crear electrolineras ultra-rápidas para recargar las baterías en el menor tiempo posible. 

          Está financiado por el Ministerio de Industria, y liderado por la empresa GH Electrotermia, pero en él participan diversas entidades entre las que destacan empresas como Endesa o Iberdrola y varias universidades.

          ¿Cómo funciona la recarga ultra-rápida de coches eléctricos?

          El proyecto SURTIDOR consiste en una estación de recarga (en la foto) que utiliza corriente continua con 50 kW de potencia, mediante al protocolo de conexión japonés CHAdeMO, un estándar de recarga desarrollado por un consorcio de fabricantes de automóviles japoneses y europeos.

          Una de las novedades del proyecto es que el cargador es externo al vehículo. Se trata de un convertidor de potencia que entrega carga a las baterías del coche a demanda, según indique el vehículo eléctrico, ya que es este el que supervisa el proceso y evalúa cuál es el mejor método de carga de su batería.

          Dos entidades participantes en el proyecto, el Instituto Tecnológico de la Energía (ITE) y el laboratorio de baterías de la Universidad de Oviedo, analizan el impacto de este tipo de recarga rápida en lafiabilidad a largo plazo de las baterías eléctricas, uno de los factores importantes para su adopción masiva. Gracias a los 50 kW de potencia con corriente continua y la optimización en el proceso de carga se consiguen tiempos más rápidos de carga.

          Otro de los puntos del proyecto es el sistema bautizado como B2G (Battery to Grid- Batería hacia la Red), que consistiría en unas baterías de respaldo en las estaciones de servicio, que tendrían una utilidad doble: por una parte almacenar energía para no tener que retirar tanta energía de la red eléctrica en horas punta para recargar coches, y un paso más allá sería inyectar energía a la red eléctrica cuando sea sobrante o cuando la estación tenga energía sobrante de forma puntual si utiliza paneles solares.

          Renault Fluence Z.E., presentación y prueba en París

          ¿Cuándo estará disponible?

          Según nos han contado sus responsables, ya cuentan con un prototipo operativo pero pendiente de homologación. Su objetivo era tenerlo funcionando a finales de abril, sin embargo la catástrofe en Japónha afectado al proyecto, ya que han tenido que posponer una de las certificaciones por organismos de aquél país. 

          Confiamos en que esta homologación se produzca cuanto antes, sobre todo porque sería también una buena señal respecto a la recuperación de Japón.

          ¿Cuánto tiempo se tarda en recargar el coche eléctrico?

          El Proyecto SURTIDOR no sustituye a los métodos de recarga convencional, ya que es un esquema básico de los coches eléctricos. La recarga lenta se seguiría realizando por la noche, cuando la energía es más barata y no hay problema en tener el coche entre 6 y 8 horas conectado (Sleep & Charge).

          Habría una recarga intermedia (Shop&Charge) de unas 3 y 4 horas, con un voltaje distinto al que tenemos en nuestras casas, enfocado a centros comerciales y a lugares de trabajo.

          Pero un tercer sistema sería el que ellos han denominado Cofee & Charge, para cubrir imprevistos si de forma puntual necesitamos ampliar la autonomía por algún imprevisto. Su objetivo sería cargar el 80% de la capacidad de la batería en un tiempo entre 20 y 30 minutos, porcentaje con el que obtendríamos unos 100 km de autonomía.

          Por cómo funciona el sistema de recarga, en los minutos iniciales se inyecta mucha más energía en las baterías, con lo cual tener 30 km de autonomía llevaría únicamente entre 3 a 5 minutos.

          enchufe coche electrico

          Implicaciones del proyecto SURTIDOR para la adopción del coche eléctrico en España


          Por los tiempos y métodos de carga podríamos pensar que, aún con esta mejora, el coche eléctrico no sustituye a nuestros coches habituales. Lo cierto es que no los sustituye en todas las ocasiones, pero sí en el 80% de las ocasiones en el que lo utilizamos el 80% de los usuarios. La recarga rápida en 20 minutos amplía el número de ocasiones en la que podemos utilizar el coche eléctrico sin quedarnos tirados.

          Quedan por resolver los viajes largos, sin embargo el salto que supone poder utilizar eléctricos en vías urbanas y en trayectos intermedios, sabiendo ahora que no nos quedaremos tirados aunque necesitemos 30 km extra, los acercan a la realidad. El tiempo nos dará la razón.


          Fuente: GH Electrotermia


          Proyecto SURTIDOR, te contamos todo sobre el método de recarga rápida de coches eléctricos “Cofee & Charge”



          Leer más...

          La Bola de Cristal (hoy) y el Pagafantas (mañana)


          Dentro de una semana entrarán en vigor diversas medidas aprobadas por el Gobierno de España, entre las que destacan algunas relacionadas con el mundo del automóvil: reducción de la velocidad máxima en autovías y autopistas para disminuir el consumo de carburante; rebaja del precio de los billetes de RENFE en trenes de cercanías y media distancia para incentivar el uso de transporte público; e incremento del contenido “bio” en los combustibles, también para ahorrar combustible.



          La Bola de Cristal

          El perpetrador de las mencionadas acciones legislativas ha sido ese arcano órgano colegiado político denominado Consejo de Ministros, cuya convocatoria y presidencia corresponde al presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero.




          Para las secretas, sibilinas, impenetrables y recónditas deliberaciones que celebra habitualmente en el Palacio de La Moncloa,sabemos de buena tinta que el citado órgano colegiado se hace acompañar de una Bola de Cristal que, una vez que los reporteros gráficos acaban su labor y abandonan la sala, se instala sobre la mesa junto a los cruasanes y otras viandas. 

          Consultado dicho artefacto sobre posibles acciones a tomar para  obligar a los españoles a ahorrar -como si la mayoría no lo estuviese haciendo ya desde hace un par de años-, la respuesta fue:

          Reducción de la velocidad máxima en autopistas y autovías de 120 a 110 km/h

          Pongámonos en situación al volante del automóvil compacto de tamaño medio más vendido en España, movido por una mecánica de gasóleo (tres de cada cuatro coches matriculados actualmente utiliza este combustible): Renault Mégane dCi 110 CV eco2 E5. 

          Simplificaremos los cálculos del trayecto elegido sin que los resultados se vean perjudicados, más bien al contrario: Madrid-Badajoz, 400 kilómetros a velocidad constante durante todo el recorrido sin paradas utilizando la cifra de consumo homologado en ciclo extra-urbano (4 l/100 km) y aplicando una reducción del 11%, que es la estimación de ahorro realizada por el Gobierno para las mecánicas diésel (15% para las de gasolina).
          • Velocidad máxima de 120 km/h: tres horas y 20 minutos de duración, 16 litros de gasóleo consumidos a un precio medio de 1,27 euros, lo que significa un coste de 20,32 euros.
          • Velocidad máxima de 110 km/h: tres horas y 38 minutos de duración, 14,24 litros de gasóleo, coste de 18,08 euros.
          Así, podríamos decir que el Gobierno valora los 18 minutos de más que tardaríamos en llegar al destino en 2,24 euros (algo menos de 7,50 euros la hora), siempre y cuando nos creamos esa cifra mágica del 11 % de reducción en el consumo y consideremos que viaja una sola persona. 

          Que la realidad sea otra y se vea afectada por factores como las inercias, el estilo y habilidad de conducción, las condiciones meteorológicas y de tráfico, la carga y número de ocupantes del vehículo, etc., no tiene relevancia alguna.
          Igual que no tiene ninguna relevancia un informe (entre otros) del Centro de Innovación del Transporte de la Universidad Politécnica de Cataluña, que concluye que la reducción del límite de velocidad de 90 a 80 km/h en las autopistas metropolitanas de Barcelona fue una medida “muy cara y que no redujo la contaminación”; además, el descenso del 1% en la siniestralidad ni siquiera se consideraba como resultado de dicha reducción del límite de velocidad. Al fin y al cabo, los métodos empíricos no cuentan en absoluto para la clase política.

          Rebaja del 5% precio de los billetes de RENFE cercanías y media distancia

          Por un lado, igual trayecto de solo ida Madrid-Badajoz, viajando un pasajero hoy mismo en el tren R-598 que se toma cinco horas y 48 minutos en llegar.

          • Tarifa vigente: 39,70 euros
          • Tarifa rebajada: 37,72 euros
          Por otro, trayecto en la misma fecha viajando un pasajero solo ida desde la estación de Chamartín hasta la de Villalba (unos 50 minutos de duración) en Cercanías Madrid.
          • Tarifa vigente: 2,15 euros
          • Tarifa rebajada: 2,04 euros
          Impresionante.

          Elevación del porcentaje “bio” en los combustibles del 5,83 al 7%

          Por si no lo sabían, las gasolinas y gasóleos no son puros al 100% como tales, sino que parte de su rendimiento energético se debe a los componentes denominados “bio” (bioetanol para gasolinas, biodiésel para los gasóleos) incluidos en cada litro, en la actualidad fijados en una proporción del 5,83% para cumplir con los compromisos adquiridos con la Unión Europea en el Plan de Acción Nacional de Energías Renovables 2010-2020. Para este año el porcentaje comprometido es del 7%, de ahí la medida “ecológica”.

          Aunque de ecológica tenga poco, ya que está más que demostrado que los biocombustibles “invitan” a la deforestación de bosques autóctonos, a la expansión indiscriminada de la actividad agrícola sin tener en cuenta la destrucción del ecosistema y la biodiversidad, al desplazamiento de los trabajadores rurales -especialmente en los países subdesarrollados- y emiten cuatro veces más CO2 que los combustibles fósiles. 

          Pero si la sostenible y solidaria Bola de Cristal lo ha dicho, amén.
          Además, si su automóvil se estropea gracias a que los carburantes tienen mayor contenido de biocombustible y la garantía del vehículo queda por ello anulada (yo que usted ya estaría corriendo a por la documentación del coche), sepa que no es responsabilidad del Gobierno, sino de la Bola de Cristal.

          Mañana más, y sin sarcasmo.

          La Bola de Cristal (hoy) y el Pagafantas (mañana)



          Leer más...

          Nueve trucos para ahorrar 500 euros al año en gasolina



          El precio de la gasolina está por las nubes. Llenar un depósito medio, de unos 55 litros, cuesta hoy unos 70 euros, casi 10 euros más que el año pasado. Pero hay trucos para consumir menos: arrancar el coche sin acelerar, utilizar marchas largas, evitar el punto muerto y vigilar la presión de los neumáticos son algunos de los que recomienda la filial de renting de BNP Paribas.


          El precio de la gasolina está por las nubes. Ayer, de hecho, alcanzó los 1,285 euros/litro, el nuevo máximo histórico.

          Con estas cifras, llenar un depósito medio, de unos 55 litros, cuesta hoy más de 70 euros, casi 10 euros más que el año pasado. Pero hay trucos para consumir menos y ahorrar hasta 500 euros al año.

          Según los últimos datos del INE, cada hogar tiene una media de casi dos automóviles, por lo que las familias españolas podrían ahorrar hasta 1.000 euros anuales, siguiendo recomendaciones tan sencillas de poner en práctica como apagar el motor en paradas prolongadas o prestar atención al cuentarrevoluciones.

          Estos son los 9 trucos que recomienda Arval, compañía especializada en renting del grupo BNP Paribas, para quitar los malos hábitos al volante y conseguir recortar gastos.

          1.Arrancar el vehículo sin acelerar

          El mero hecho de poner el coche en funcionamiento ya consume energía, pero arrancar sin acelerar hará posible que el motor gaste menos carburante.

          2.Utilizar marchas largas

          La forma más eficiente de conducir es hacerlo con las marchas más largas posibles manteniendo el motor a bajas revoluciones para que la energía necesaria sea menor. Así, es preciso prestar atención al cuentarrevoluciones.

          Por regla general, en los motores de gasolina la aceleración y el cambio de marcha debe realizarse cuando se han alcanzado las 2.000 o 2.500 revoluciones. En cuanto a los diesel, entre las 1.500 y 2.000 revoluciones.

          3.Emplear correctamente la caja de cambios

          La primera velocidad tan sólo se debe utilizar para arrancar, cambiando a segunda una vez recorridos unos metros desde la puesta en marcha; es recomendable cambiar de segunda a tercera a partir de los 30 km/h; pasar a cuarta a partir de los 40 km/h y meter quinta, por encima de los 50 km/h.

          4.Mantener la velocidad de circulación

          Durante la conducción es conveniente mantener la velocidad de circulación lo más uniforme posible, evitando frenazos bruscos. De esta forma, además de reducir el riesgo de accidentes, se reduce el gasto en gasolina. ¿Sabías que pasar de 100 a 120 kilómetros por hora supone aumentar el consumo de carburante en un 44%?

          5.Evitar el punto muerto

          Por otra parte, también es importante intentar mantener el motor al ralentí el menor tiempo posible puesto que en punto muerto el vehículo tiene un consumo fijo de aproximadamente medio litro de carburante por hora.

          Para ahorrar combustible es aconsejable poner una marcha larga y dejar que el automóvil ruede con ella sin acelerar. De esta forma, el movimiento de las ruedas mantendrá el motor en marcha y, a más de 20 km/h, el consumo de gasolina será nulo.

          6.Apagar el motor en paradas prolongadas

          En caso de retenciones, es recomendable apagar el motor del vehículo si la parada sobrepasa el minuto de duración. Esta simple práctica puede supone un ahorro medio de 150 euros al año por conductor en gastos de carburante.

          7.Evitar la sobrecarga del vehículo

          No es conveniente cargar el vehículo en exceso ni tampoco exceder el “aforo” del vehículo. Está comprobado que por cada 100 kilogramos de peso adicional el consumo de combustible se incrementa en un 5%. Además, si no se va utilizar la baca es recomendable retirarla, ya que llevarla vacía aumenta el gasto de carburante un 2%.

          8.No llevar las ventanillas totalmente bajadas y controlar el uso del aire acondicionado

          Lo ideal es que el aire acondicionado funcione a una temperatura que oscile entre los 22 y los 23 grados, ya que un uso irracional puede incrementar el consumo de combustible hasta un 20%. Tampoco es conveniente llevar las ventanillas totalmente bajadas si se circula a más de 100 kilómetros por hora, ya que se gasta un 5% de carburante más.

          9.Vigilar la presión de los neumáticos

          Un mantenimiento inadecuado del vehículo también aumentará de forma innecesaria los gastos de combustible. Los neumáticos desinflados y un filtro de aire sucio aumentan un 6% el consumo, mientras que unas bujías sucias lo incrementan hasta un 10%. 


          Nueve trucos para ahorrar 500 euros al año en gasolina

          11:52h | lainformacion.com
          El precio de la gasolina está por las nubes. Llenar un depósito medio, de unos 55 litros, cuesta hoy unos 70 euros, casi 10 euros más que el año pasado. Pero hay trucos para consumir menos: arrancar el coche sin acelerar, utilizar marchas largas, evitar el punto muerto y vigilar la presión de los neumáticos son algunos de los que recomienda la filial de renting de BNP Paribas.
          Leer más...

          La verdad sobre el precio de la gasolina

          El precio de cada litro de gasolina y de gasóleo es una larga cadena donde hay muchas variables que amortiguan o aceleran el precio del barril, a veces de forma aparentemente incongruente.
          Así se compone el precio de los carburantes en España
          Practicamente la mitad del precio de las gasolinas en España son impuestos. Aún así, España es de los países europeos que menos las grava.
          Con el barril de petróleo disparado a más de 110 dólares, ¿se avecinan más subidas de las gasolinas? 
          Lo más seguro es que sí. Pero no siempre se cumple esa ecuación. El precio de cada litro de gasolina y de gasóleo es una larga cadena donde hay muchas variables que amortiguan o aceleran el precio del barril, a veces de forma aparentemente incongruente.


          Empecemos por el coste del crudo: España compra petróleo en varios países y lo paga en dólares. Si el barril de petróleo subiera un 10%, y al mismo tiempo el euro subiera un 10% respecto al dólar, desde el punto de vista de nuestras cuentas no notaríamos nada.


          Una vez que España compra el crudo, las empresas petroleras se dedican a refinarlo. Hay que recordar que de un barril de petróleo no solo se extraen combustibles, sino asfaltos, productos bituminosos y hasta plásticos.


          ¿Y qué precio se pone a los carburantes que salen de las refinerías? Esta es la parte más importante del ciclo porque las operadoras acuden al llamado “mercado mayorista”, un mercado internacional de carburantes que en el caso de Europa está situado en Génova y Rotterdam.  


          Como explica la Asociación Española de Operadores Petrolíferos (AOP), este mercado mayorista de carburantes (como el Wall Street de los carburantes) emite cada día información sobre los precios medios de los productos refinados: gasolinas y gasóleos de toda clase.


          Por eso, a veces suceden cosas raras como que el barril de petróleo haya bajado de precio, pero las gasolinas en el mercado mayorista (el importante) hayan subido. ¿Por qué? Pues por una repentina ola de frío que obliga a una demanda inmediata de carburante. 


          Una vez establecido el precio del carburante, a continuación se añaden los costes de transporte, el mantenimiento de instalaciones, las amortizaciones y por supuesto, el margen comercial de cada empresa. 


          Todo ello compone el PAI, precio antes de impuestos, lo cual supone más o menos la mitad del coste del litro de gasolina. 


          Y ahora vienen los impuestos. Unos son los Impuestos Especiales que equivalen a unos 40 céntimos por litro. Eso quiere decir que si los árabes nos regalaran el petróleo, aún nos costaría unos 40 céntimos por litro. ¿Cómo es posible? Sencillamente porque el estado español cobra el llamado “impuesto especial”. 


          A este impuesto se añade, un impuesto autonómico que es el famoso céntimo sanitario (que no aplican todas las CCAA). 
          Ahí no acaba la cosa pues a todo ese bulto se suma el IVA, que supone pagar un 18% a la cifra final. 


          Si se suman los impuestos, equivaldrían en algunos momentos casi al 50% del precio del litro de gasolina. Por eso, cuando baja el crudo, siempre quedan los impuestos, razón por la cual muchos consumidores no entienden que cuando el barril baja un 70%, la gasolina no lo haga en la misma proporción.
          Y por último está el mercado final. Después de todas estas variables, llega el precio libre. Una estación de servicio puede regalar la gasolina (como hizo en días pasados una gasolinera de Galicia), o puede competir con otras gasolineras vendiéndola un poco más barata que sus competidoras. Lo que está penalizado es pactar precios.


          Dato curioso: España ha sido tradicionalmente el país de la UE con los precios de la gasolina más bajos, e incluso, con la menor proporción de impuestos. 



          La verdad sobre el precio de la gasolina

          | Carlos Salas
          Leer más...

          La Bola de Cristal (ayer) y el Pagafantas (hoy)

          NOTA DE VREDONDOF : 

          Yo tengo por costumbre cuando voy con mis nietos en el coche el no pasar de 100 , cuando no es asi y por la autovia , me gustaria poder ir a 130/140 kmh y en carreteras de dos sentidos voy temblando a 80 y bien pegadito a la derecha.

          Tengo muy claro que soy yo el que debe tomar la decision de como y a cuanto voy por la carretera , al igual que EN TODO los actos de mi vida.

          Por PROPONER , y asi ya podemos hablar de OTRA CHORRADA ... ( y de paso nos olvidamos del mas del 20% de paro)  otra temporadita : 
          al que tenga un coche grande y con ciertas garantias de seguridad y que ademas sea nuevo ) ( "usease" gaste poco , el BMW S3 2. solo gasta el 5 y pico por 100) pues que nos dejen circular a 140KMH.

          Podiamos presentar la declaracion de la renta en la gasolinera o bien que se HABILITARA un nuevo carnet de conducir , donde despues de que nos hicieran un examen psicologico ( que demuestre que SEMOS gente razonable) y podamos viajar a 140 kmh.

          Tambien si plantabamos un arbol nos dieran un bono que nos daria derecha a andar un mes a 140 kmh.

          COROLARIO :
          "El Gobierno cuando no sabe que hacer , emite leyes con el rabo".

          Hace tiempo publique un articulo muy bueno 

          que es un resumen del libro  "ALLEGRO MA NON TROPPO" de Carlo M. Cipolla


          **********************************************************



          Hoy ya no cabe la ironía: tiene razón el presidente Rodríguez cuando dice no creer que los españoles seamos tontos; sin duda, la calificación ha de ser otra… mucho peor. No se explica que, amparado en esa ruindad que es dar por sentado que los votos obtenidos en las elecciones justifican absolutamente todo, un Gobierno tome acciones legislativas sabiendo que sus decisiones no tienen ninguna responsabilidad ni consecuencia, sabiendo que los Pagafantas siempre tragan absolutamente con todo lo que se les eche.
          De las medidas que tratamos ayer en Top-Motor y que fueron “acordadas” en Consejo de Ministros el pasado viernes, no hay una sola que los españoles no hubiesen podido decidir tomar por sí mismos: si alguien quiere circular con su coche por una autopista a 110 km/h para ahorrar (la factura, aunque se empeñen en hacérnoslo creer, no la paga el Gobierno), que lo haga; si otro prefiere utilizar el servicio de Cercanías de RENFE, adelante; si al vecino le da por llenar el depósito de combustible de su automóvil con alcohol de quemar, no hace falta ninguna ley para ello. 

          De hecho, es lógico pensar que la mayoría de españoles ha tenido que tomar acciones de ahorro y recortes en casi todos los ámbitos, al contrario de lo que se ha hecho desde el Gobierno.


          La tentación de intervenir en todos y cada uno de los aspectos de la vida de los españoles es algo que caracteriza al presidente Rodríguez y a su gabinete; en Top-Motor ya nos hemos mordido la lengua un par de veces cuando se ha maltratado al sector del automóvil, pero ésa precisamente es una actitud que avala la falta de responsabilidad de la clase política y ayuda a que siempre se vaya “de rositas”, destroce lo que destroce.


          Por ello, 

          responsabilidad es lo que hay que exigir a un gobernante que, argumentando una subida del precio del petróleo, toma medidas “temporales” de más que dudosa eficacia y que implican gastos que (ahora sí que paga el Gobierno, es decir, todos) España no se puede permitir ni ahora ni nunca: ¿y si mañana mismo el precio del barril de oro negro cae un 20%?; 

          responsabilidad es lo que hay que exigir a un gobernante que intenta modificar -de forma desleal, siendo suaves- una relación contractual voluntaria entre fabricantes y concesionarios en favor de una las partes;

          responsabilidad es lo que hay que exigir a un gobernante que se permite el lujo de utilizar la excusa de un fallo informático para hacer perder un dineral a los

           

          concesionarios a cuenta del Plan 2000 E; 

          responsabilidad es lo que hay que exigir a un gobernante que subvenciona los biocombustibles creando una demanda artificial que solo sirve para incrementar el precio de los alimentos y para contradecir su supuesta “sostenibilidad” destruyendo el medio ambiente; 

          responsabilidad es lo que hay que exigir a un gobernante cuando tras cada movimiento de ficha que hace relacionado con el sector del automóvil, aparece un radar detrás cuyo principal objetivo es saquear -más- al contribuyente para intentar aliviar las consecuencias de la lamentable política económica que aplica; 

          responsabilidad es lo que hay que exigir a un gobernante (y, aunque hay más, ya acabamos) que legisla de forma “temporal”, ineficaz y onerosa, sabiendo como sabe que, por ejemplo, mediante la modernización del parque automovilístico no solo se ahorra combustible sino que también se reduce la contaminación a un coste, digámoslo así, más razonable.


          Pero también hay que exigir responsabilidad a los españoles para no permitir que el gobernante legisle de la manera que demuestran las palabras del vicepresidente primero del Gobierno, Alfredo Pérez Rubalcaba: 


          Le creemos, señor Pérez: de otra forma no se entenderían acciones sobre el ahorro energético como la del gasto en bombillas de bajo consumo y alta contaminación con vapores de mercurio, o la de reducir la iluminación de las carreteras (cito con las debidas reservas sobre la fiabilidad de la noticia a la hora de escribir la presente entrada), muestra del interés del Gobierno en la seguridad vial.


          De hecho, el presidente Rodríguez, en su viaje por el petrolero emirato de Catar, ha comentado al respecto de la reducción del límite de velocidad que “además de para ahorrar, sirve para contaminar menos y salvar vidas” al mismo tiempo que afirmaba que “ojalá podamos tener la 

          medida durante el menos tiempo posible” (sic); es decir, que hay que ahorrar, contaminar menos y salvar vidas durante un ratito.

          Si permitimos que la clase política gobierne así, mañana nos regalarán con una ley que obligue a eliminar los elevalunas eléctricos de nuestros coches o a dejar únicamente tres velocidades en la caja de cambios, todo ello en pro del bien común; expresión utilizada últimamente cada vez que se quiere criminalizar de forma gratuita algo o a alguien, o justificar prohibiciones injustificables.


          Al revés de como dijo en su día la ministra Carmen Calvo, el dinero recaudado vía impuestos es de todos, y los gobernantes tienen la obligación de gestionarlo de la forma más eficiente y menos gravosa para los sufridos ciudadanos. Y si no, cuando las barbas de los griegos veamos quemar… Den Pliróno.


          La Bola de Cristal (ayer) y el Pagafantas (hoy)

          Leer más...